Argentina legaliza el cultivo de cannabis para uso médico individual

Por decreto, el gobierno legaliza el cultivo casero de cannabis para uso médico por parte de particulares y pequeñas redes, así como la venta de cremas y aceites elaborados con la planta en farmacias.




El gobierno argentino legalizó este jueves el autocultivo de cannabis para uso médico por parte de particulares y redes, así como la venta de cremas y aceites elaborados con la planta en farmacias.

La medida se hizo oficial mediante la publicación de un decreto publicado en el Boletín Oficial.

Las nuevas reglas son revisiones de una ley aprobada por primera vez en marzo de 2017 que autorizaba el uso medicinal de los aceites de cannabis, pero mantenía una prohibición existente sobre el cultivo de la planta y la posesión de semillas por parte de individuos o grupos.

El nuevo decreto, firmado por el presidente Alberto Fernández, busca permitir «el acceso oportuno, seguro, inclusivo y protector a quienes necesiten utilizar el cannabis como herramienta terapéutica», según su texto.

“Es urgente crear un marco regulatorio que permita el acceso oportuno, seguro, inclusivo y protector para quienes necesitan usar el cannabis como herramienta terapéutica”, reza el Decreto 883/2020. 

La nueva Normativa

La normativa establece que se autoriza la venta de aceites y cremas de cannabis en farmacias y el cultivo personal y organizado de la planta a usuarios, investigadores y pacientes que se encuentren registrados en el programa Reprocann (“Programa Nacional de Cannabis”), esquema que fue creado por la ley de 2017, pero aún no está en pleno funcionamiento.

Los pacientes y familiares de niños con enfermedades graves que usan aceite de cannabis para mejorar su calidad de vida han estado presionando por el derecho a cultivar sus propias plantas para producir su propio aceite específico.

Muchos han continuado haciéndolo, a pesar de ser castigados por los tribunales.

Los activistas celebraron la noticia. «Hoy lloramos de alegría porque iniciamos esta lucha por nuestros hijos … Somos una gran familia luchando por un mismo derecho, el derecho a la calidad de vida.

Vamos a cultivar nuestra propia medicina sin miedo … No somos criminales ”, dijo el grupo de campaña Mamá Cultiva en un mensaje publicado en las redes sociales. 

El aceite de cannabis se utiliza para el tratamiento de la epilepsia y otras terapias paliativas.

Las personas que padecen cáncer, fibromialgia y enfermedad de Parkinson, así como otras, también utilizan productos de cannabis para aliviar los efectos de sus enfermedades.

Las nuevas reglas también dan luz verde a la importación de productos de cannabis medicinal para enfermedades.

Anteriormente, las reglas solo se aplicaban a algunas formas de epilepsia.

Las empresas ahora podrán «adquirir especialidades medicinales elaboradas en el país o adquirir formulaciones magistrales elaboradas por farmacias autorizadas», según el decreto.



Producción publica de Cannabis

El gobierno nacional promoverá la producción pública de cannabis para uso medicinal y garantizará el acceso a los pacientes que no tengan cobertura de obras sociales prepagas o sindicalizadas .

Los detalles sobre la cantidad de plantas que los usuarios registrados podrán cultivar se darán a conocer en los próximos días, dijeron las autoridades. 

En 2013, el vecino Uruguay se convirtió en el primer país en aprobar una ley que permite el cultivo de marihuana para consumo personal en el hogar, así como el establecimiento de clubes de cultivadores para plantar de manera cooperativa y compras en farmacias.

Desde entonces, varios países latinoamericanos han relajado las prohibiciones de la marihuana.

Etiquetas: aceites, argentina, cremas, legalizar, medicina, cannabis, marihuana, cultivo, particular,

Author: Mauro Di domenica

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *