• Mié. Sep 21st, 2022

PAGINA12WEB

Noticias Regionales



No se puede negar que estamos ante una oferta cada vez más tentadora en cuanto a panes integrales. ¿Cómo dar con los más saludables y de calidad para consumir a diario? En esta nota contestamos todas las dudas en torno al consumo de harina, su efecto en la salud y damos tips para aprender a elegir el mejor.

Sabemos que el pan es un alimento muy beneficioso en almidón y que, además, su consumo es de lo más habitual en el ritmo de vida actual donde las tostadas de la mañana, un snack entre comidas o una rebanada de acompañamiento no faltan.

En este sentido, consumir todos los días pan negro en vez de blanco, asociado a un tipo de alimentación armoniosa, se ha comprobado mediante diversas investigaciones que estimula la salud.


Cómo se compone el pan integral

Primero debemos saber de qué se tratan las harinas integrales y por qué distan de las blancas. Lo cierto, es que ambas preparaciones utilizan el mismo tipo de cereal: el trigo, sin embargo, para estos últimos se utiliza el ingrediente sin refinar.

En cuanto a sabor y aroma, el pan integral es más intenso que una rebanada blanca y al paladar es algo más ácido, aunque exquisito. Mientras su corteza es de un tono menos claro y bastante más robusto. Los alveolos o cavidades de la masa suelen ser de diverso volumen, en función de la levadura y fermentación que utilice.


Qué particularidades lo hacen un pan de calidad

Al margen de ser un alimento hecho a base de harina, agua, fermentos y sal cocido al horno, algunas veces con adicionales como semillas, frutos secos o especias, los panes que incluyen azúcares, aceites refinados, proporción de salvado o aditivos especiales no son del todo una alternativa fiable para considerar en la dieta.

Lamentablemente, suelen ser habituales en las góndolas del súper donde la opción 100% integral es escaza y muchas veces engaña al consumidor.


¿La solución? La preferencia por la panadería y repostería integral

Inclinarse por comprarlo en lugares que lo elaboran artesanalmente, como la excelente opción de este link: https://www.hausbrot.com.ar/ presume garantía de pureza y frescura en su proceso de principio a fin. Algo que además permite conservarlo más tiempo en casa o trabajo e incluso congelarlo para aprovecharlo en cualquier otro momento como si fuera recién hecho.


Beneficios del pan amasado con harina integral

Incrementa la nutrición

La harina sin refinar guarda una mejor capacidad alimenticia. Incluye fibra, vitaminas B y E, minerales como magnesio que ayudan a metabolizar mejor la insulina y glucosa, y riboflavina y zinc.

Disminuye la constipación

Se ha comprobado que el consumo de esta masa es una opción natural muy favorecedora contra los estados de estreñimiento en todas las edades y organismos. A la par, ayuda a la digestión ya que disminuye el gluten.

Equilibra el peso corporal

La razón por la que las dietas más saludables lo suman. Contiene iguales calorías que el otro, pero aporta mucha más fibra que regula el apetito y hace ingerir menos.

Mejora el azúcar en sangre

La fibra en buena cantidad en este pan favorece el control de las cantidades de azúcar en el torrente, gracias al aumento de la secreción de insulina, ideal para aquellos que tienen diabetes.

Fortifica el sistema inmune, la hipertensión y mejora el colesterol

Mejora las defensas naturales de las personas y también reduce el colesterol nocivo LDL, elevando el bueno, así como refuerza el sistema cardiovascular y atenúa la presión alta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.