La Pandemia ha favorecido el entrenamiento en línea


La pandemia ha cambiado la mayoría de nuestros hábitos, desde el trabajo y las relaciones sociales hasta la forma en que participamos en los deportes y el fitness. Una rama que, ante los nuevos cambios para entrenar en forma presencial, se ha trasladado al mundo digital con un boom de visitas a apps y sitios dedicados y la proliferación de videoclases, Calendario de clases por disciplinas, reserva de turnos, control de capacidad máxima y Declaración jurada de covid.


Además sucedieron varios cambios en la forma en que se entrena en el lugar (espacios delimitados, uso de alcohol en gel, medida de temperatura, cupos máximos).

Entrenamiento online durante la pandemia

Sin dudas, el sector necesariamente tuvo que reinventarse: los gimnasios y sus clientes se vieron así empujados a desarrollar su creatividad y a idear nuevas formas de mantenerse en forma y no renunciar a la actividad física. Estos incluyen el uso de aplicaciones para gimnasios, servicios de transmisión, dispositivos portátiles y dispositivos conectados que han permitido a las personas mantenerse activas mientras practican con el distanciamiento social.

Desde equipos conectados en el hogar hasta ropa inteligente, las herramientas digitales de acondicionamiento físico han demostrado ser capaces de proporcionar entrenamientos a pedido al combinar flexibilidad, conveniencia y personalización que no siempre son fáciles de encontrar en un entorno compartido fuera del hogar.


Una nueva modalidad practicada tanto por quienes, incluso antes de la pandemia, acudían habitualmente al gimnasio como por quienes, obligados a quedarse en sus hogares y por tanto a llevar una vida sedentaria, han redescubierto la utilidad y el placer del movimiento. De hecho, las restricciones han hecho estallar la necesidad del deporte como una necesidad natural e irreprimible de combatir el aislamiento doméstico.

Además, antes de la pandemia, hacer ejercicio generalmente significaba tomarse el tiempo para ir al gimnasio, un compromiso que muchas personas no podían conciliar con su ajetreada vida. Los servicios y aplicaciones de transmisión, por otro lado, han llevado los entrenamientos directamente a los hogares de los clientes, a menudo a costos significativamente más bajos que una suscripción tradicional.

Gracias a la tecnología, se resolvieron las siguientes cuestiones

  • Reserva de turnos: Lo que antes hacían solo algunos, ahora es el común denominador. Para esto se utilizan aplicaciones para reserva de clases.

  • Declaración jurada de covid: Las declaraciones digitales están reemplazando los formularios escritos. En este sentido fueron pioneras algunas aplicaciones para boxes de crossfit y funcional que ofrecen la declaración jurada de covid y la firma de un consentimiento legal para poder reservar turnos y asistir al gimnasio.

  • Entrenamientos a distancia: Los gimnasios empezaron a ofrecer productos híbridos que mezclan lo presencial y el entrenamiento a distancia.

  • Mas clases con menos personas: Al tener que limitar la capacidad en cada horario, tuvieron que ampliar la cantidad de horarios disponibles para lograr una afluencia que mantenga la rentabilidad del negocio.

  • Las aplicaciones para gimnasios ya no son simples turneros. La tendencia es crear herramientas que sean tanto útiles para los gimnasios, como atractivas para las personas que entrenan. Algunas incorporan chats, mensajes privados, registro de resultados de entrenamiento y mucha más info de importancia.

  • Información de vacunación: Los socios podrán mostrar en sus aplicaciones si están vacunados y con cuantas dosis. La tendencia es que en poco tiempo sea obligatorio estar vacunado para asistir a un gimnasio.

Boom para sitios y aplicaciones de fitness

fitness app

Prueba del boom de la formación digital durante las restricciones son los datos relacionados con el número de visitas a sitios web o aplicaciones de dieta o fitness, que aumentaron promedio de 23 % en el mundo. Además, revela cómo las aplicaciones de fitness y salud aumentaron sus descargas en un 47% en el segundo trimestre de 2020 y que muchos servicios on line de clases experimentaron un aumento drástico en la demanda.

De hecho, si en 2019 solo el 7% de los usuarios había utilizado semanalmente los servicios de clases online, en abril de 2020 este porcentaje había crecido hasta superar el 80%.

Las clases de entrenamiento transmitidas a través de las redes sociales también son muy populares, demostrando ser populares tanto entre los instructores como entre los entusiastas del fitness, especialmente entre los gimnasios más pequeños y los entrenadores independientes.

Finalmente, muchos, ante la ansiedad y el estrés provocados por la pandemia, han recurrido al yoga o al Pilates. También en este caso, el modo de uso fue el de las video lecciones impartidas por profesores profesionales tanto en vivo como grabadas. De hecho, muchas aplicaciones y sitios han ofrecido la doble posibilidad, a quienes realizaron una suscripción mensual o anual, de seguir las sesiones y acceder a las grabaciones de los ejercicios en cualquier momento.

Cómo cambiará el modo de entrenar después del Covid

La comodidad, el precio reducido y el menor tiempo que se tarda en hacer ejercicio en casa que en el gimnasio podrían cambiar la forma en que practica deportes incluso después de la pandemia. La adquisición de los nuevos hábitos durante el encierro tenderá de hecho a condicionar las elecciones de deporte y bienestar incluso en el futuro de quienes nunca antes lo habían practicado y han redescubierto la importancia del bienestar físico y mental y de quienes han replicado deportes al aire libre en modo interior.


En este sentido, se cree que muchas personas, habiendo experimentado las clases de gimnasio online, seguirán utilizándolo incluso cuando los gimnasios vuelvan a abrir y será posible volver a entrenar en persona.

Una encuesta realizada en junio reveló que el 43% de la muestra de encuestados continuará haciendo ejercicio en casa, gracias al temor a un posible contagio. La seguridad y las ganas de entrenar relajado y sin estrés, quizás al aire libre durante unos meses son las dos razones principales por las que todavía hay cierta reticencia a volver al gimnasio.

También en reporta que muchos optarán por entrenar de forma híbrida. Todo esto también conducirá a un crecimiento en el mercado de aplicaciones de la industria durante los próximos cuatro años.

Author: Mauro Di domenica

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *