Los emprendedores ¿nacen o se hacen?



Muchos están convencidos de que el espíritu empresarial está escrito en el código genético. Sin embargo, varios estudios muestran lo contrario: los empresarios se convierten en empresarios, sobre todo con la formación adecuada (además, por supuesto, de la experiencia).


No se puede negar, sin embargo, que algunos tienen como dotación natural el “equipo extra” para llevar a cabo este tipo particular de actividad: la capacidad de liderar, de pensar por sí mismos, de saber esperar los resultados de sus esfuerzos; pero también la creatividad, la flexibilidad mental, la facilidad para establecer buenas relaciones humanas y una equilibrada propensión al riesgo.

Desafortunadamente, solo unos pocos tienen todas estas cualidades juntas. Hay quienes son capaces de correr riesgos, pero no son pacientes; aquellos que pueden concentrarse fácilmente en el trabajo, pero no son creativos, y así sucesivamente. Por eso es muy útil, especialmente para aquellos que quieren iniciar su propio negocio, conocer los ” más ” y ” menos ” de su personalidad.

Conocer tus áreas de fortaleza y debilidad es el primer paso, de hecho, para tratar de mejorarte a ti mismo. Pero también tiene otra ventaja: sabiendo, por ejemplo, que es rico en ideas pero pobremente dotado en cuanto a la capacidad de trato con clientes y proveedores, el aspirante a emprendedor puede buscar un socio con características que complementen las suyas. Juntos sin duda llegarán más lejos que solos.

Hemos dicho que, para cambiarnos a nosotros mismos, debemos conocernos a nosotros internamente. En este contexto, esto significa saber si poseemos o no ciertas:

Aptitudes

Motivaciones

• Conocimientos técnicos

para llevar a cabo un negocio por cuenta propia.

Consejos para jóvenes emprendedores



Consejos para jóvenes emprendedores: cómo iniciar un negocio



Emprender es la meta de muchos jóvenes. Ir por tu cuenta suele ser la mejor solución para alcanzar el mayor nivel de satisfacción profesional y poder gestionar mejor tu tiempo y tus recursos. La determinación y la pasión por el trabajo no son suficientes para iniciar un proyecto empresarial. Especialmente si eres joven, debes estar preparado para enfrentar todas las adversidades. El primer paso es saber exactamente lo que necesitas para poner en marcha tu negocio y hacer realidad tu sueño.



Consejos prácticos


Hoy en día es posible iniciar un negocio incluso con pocos recursos disponibles. Cada día apoyamos a los jóvenes emprendedores que deciden dar el paso: les ayudamos a conseguir sus objetivos, sobre todo al principio, en la fase más difícil. Hemos recopilado una lista de consejos que te ayudarán a concretar tu proyecto empresarial. Si antes mencionar que la mejor y más rápida de las opciones es contar con la asistencia y el seguimiento de estudios como GC Consultora, que se dedican al armado y acompañamiento de planes de negocios. Habiendo comentado esto, aquí te dejamos la lista:

El plan de negocios: un plan que describe las principales características de su empresa. Establece cuál es tu propósito, misión y valores de empresa, tus clientes ideales, analiza la competencia a la que te vas a enfrentar, calcula tiempos, recursos, gastos… Imagina el plan de empresa como los cimientos de una casa. ¿Construirías tu casa sobre cimientos inestables?

Una red de contactos: la mejor forma de hacer crecer tu empresa es dándote a conocer. Solemos recomendar a nuestros clientes que participen en eventos de networking o encuentros de formación para emprendedores que se organizan en redes. De esta forma, se crea una sólida red de conocimiento e intercambio de información que puede ayudar a la empresa a convertirse en una realidad más concreta.



Logística: ¿has pensado ya en los elementos que necesitarás para que la empresa funcione? Una oficina, un sitio web, empleados, los ejemplos pueden ser infinitos. Siempre hacemos una lista de estructuras, recursos y habilidades que la empresa del cliente necesita para lograr los objetivos. Intenta hacer tu lista, todo te quedará más claro.


Conocimiento de las Leyes
: ¿Ya te has informado sobre las leyes que regulan el sector en el que vas a operar?  Es importante conocer las prohibiciones y límites, o si necesita licencias o permisos especiales para llevar a cabo su negocio.

Estos son los puntos que tendrás que abordar en la fase inicial. Por lo general, a partir de la respuesta a estas preguntas, podemos entender si la empresa tiene razón para establecerse como se pensó, o si necesita algún consejo para poder alcanzar el éxito. En cualquier caso, el siguiente paso es completamente práctico y se refiere en primer lugar al aspecto económico y en segundo lugar a la promoción de la empresa.

emprendedores



Los elementos clave


Desafortunadamente, las ideas brillantes y la buena voluntad no son suficientes para montar un negocio. Ahora que ya tienes una idea clara del aspecto ideal que debe tener tu empresa, es hora de pasar al lado práctico: el aspecto económico. ¿Estás preocupado porque no tienes suficientes fondos para iniciar el negocio? No te preocupes, aquí tienes nuestros consejos para encontrar financiación y recursos para tu proyecto empresarial:

Préstamos a fondo perdido activados por entidades públicas y privadas que deciden creer en los proyectos de pequeños y ambiciosos jovenes. Con una buena tarjeta de presentación, tu plan de negocios, no te será difícil encontrar a alguien que crea en tu proyecto.

Recaudación de fondos de crowdfunding que se ha generalizado en los últimos años también sirven, lo que le permite llegar a los prestamistas potenciales mediante la promoción de su idea de negocio publicando tu idea en las plataformas adecuadas.

Bien. Ahora que ha encontrado la manera de obtener la financiación que necesita, es el momento de dar a conocer su empresa.




Author: Mauro Di domenica

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.