Escobar Preocupación por una invasión de ardillas