Brackets, las claves del crecimiento