Pandemia impulsa tasa de desempleo en Brasil a récord de 14,4%

La economía de Brasil perdió 4,3 millones de puestos de trabajo entre julio y agosto, lo que eleva el número total de desempleados a 13,8 millones de personas, dijo el gobierno.


La tasa de desempleo de Brasil alcanzó un récord de 14,4 por ciento en el período de junio a agosto, ya que la pandemia de coronavirus golpeó la economía más grande de América Latina, informó el gobierno el viernes.

Este es el nivel más alto de desempleo registrado en Brasil desde que el gobierno comenzó a medir el desempleo por períodos de tres meses en 2012.

Para el tramo de mayo a julio alcanzó el 13,8 por ciento, lo que también fue un récord, dijo el instituto brasileño de estadísticas.

Dijo que de junio a agosto, un récord de casi seis millones de personas simplemente dejaron de intentar encontrar un trabajo.

La pandemia ha cobrado un gran número de víctimas en Brasil, matando a más de 158.000 personas.

Esa es la segunda cifra más alta de muertos en todo el mundo, después de Estados Unidos.

La crisis de salud también ha desencadenado una pelea política en Brasil entre los gobernadores estatales que apoyan las medidas de bloqueo para salvar vidas y el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro, un aliado de Donald Trump.


4,3 millones de puestos de trabajo perdidos

Al igual que el presidente de Estados Unidos, Bolsonaro suele minimizar el riesgo del virus y favorece mantener abierta la economía.

La economía de Brasil perdió 4,3 millones de puestos de trabajo durante el período de tres meses, lo que eleva el número total de desempleados a 13,8 millones de personas, dijo el gobierno.

Pero eso fue una mejora de los 7,3 millones de puestos de trabajo perdidos de mayo a julio, lo que alimenta la esperanza de que la recuperación esté ganando fuerza.

«Ahora estamos viendo un mayor movimiento en el mercado laboral», dijo Adriana Beringuy, analista del instituto de estadísticas.

Sin embargo, algunas otras cifras siguen siendo desalentadoras.

El miércoles, el real brasileño tocó un mínimo de cinco meses de 5,75 por dólar, y la bolsa de valores de São Paulo cayó casi un cinco por ciento por los temores por el impacto que tendrá la segunda ola de infecciones de Europa en la economía mundial.

Brasil, el país más grande de América Latina, con 212 millones de habitantes, entró en recesión en el segundo trimestre del año con una contracción económica récord del 9,7 por ciento.

Últimamente, las previsiones para el año han mejorado algo.

El Fondo Monetario Internacional, que en junio pronosticaba que la economía de Brasil se contraería un devastador 9,1 por ciento en 2020, este mes revisó su estimación a -5,8 por ciento.

Incertidumbre política

Brasil estaba experimentando una reapertura gradual durante el período junio-agosto, luego de entrar en bloqueos que se implementaron de manera desigual según la ciudad o el estado.

Bolsonaro enfrenta críticas por su respuesta a la pandemia.

Los opositores dicen que su resistencia a las medidas de bloqueo ha debilitado aún más la economía, no la ha protegido.

En la última disputa para amplificar la atmósfera de incertidumbre política, Bolsonaro canceló la semana pasada la orden de su propio ministro de salud de 46 millones de dosis de una vacuna contra el coronavirus desarrollada en China que se encuentra en la etapa final de prueba.

El defensor más visible de la vacuna CoronaVac en Brasil ha sido el gobernador de São Paulo, Joao Doria, uno de los principales oponentes de Bolsonaro.

Author: Mauro Di domenica

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *