Moda práctica: Cómo optimizar la vida útil de tu ropa

 

El cuidado de las prendas de ropa depende de varios factores que se deben considerar para hacerlo de manera apropiada y tener el resultado que se pretende: que la ropa que nos gusta tanto nos dure más tiempo en buenas condiciones. 

Naturalmente, no es lo mismo la ropa que se usa con frecuencia para ir a trabajar que la que solo te utiliza los fines de semana cuando realizamos algunas actividades en casa (desde mirar televisión hasta jugar a los nuevos Juegos de Casino o leer la novela del momento, entre decenas de opciones).

 

Para tener en cuenta y cuidar mejor nuestra ropa 

El primer paso que es indispensable cumplir si queremos cuidar nuestra ropa como se merece, es leer las etiquetas. Sí, este acto tan sencillo puede salvarle la vida a tu remera favorita o a ese pantalón que tanto te gusta. 

Cuando leemos las etiquetas de nuestra ropa con atención, aprendemos no solo de qué está hecha la prenda, sino también cómo cuidarla. Por ejemplo, sabremos si podemos utilizar agua caliente o no para lavarla, si tenemos que hacerlo a mano o podemos ponerla en el lavarropas junto con otras prendas y qué tipo de jabón debemos usar, entre otros detalles. Todas estas indicaciones están relacionadas con el material que la compone, ya que no es lo mismo lavar una prenda de algodón que una seda o de lana.

 

Algunos consejos útiles 

  • Solo utilizar perchas con algunas prendas. Es importante conocer cuáles son las prendas que se pueden colgar en una percha y cuáles no. Por ejemplo, las prendas tejidas no deben colgarse, mientras que una blusa o un jean sí. Asimismo, es importante que las perchas sean adecuadas, perchas que no perjudiquen la ropa, como las que son acolchadas. 
  • vida util de la ropa
  • Lavar a mano. Hay prendas que solo se pueden lavar a mano, lo que no es una tarea sencilla. Siempre se lavan con agua fría y con un jabón suave, de los que son especiales para prendas delicadas. Es importante mezclar el agua con el jabón antes de poner la prenda. Una vez lavada, es esencial que se cuelgue de la forma adecuada en un lugar aireado. De acuerdo con el material con que estén hechas, secarlas con una toalla primero y no apretarlas demasiado para luego colgarlas en una percha o ponerlas sobre una silla para que no se estiren. 
  • Usar el lavarropas con sabiduría. Esto significa que es importante utilizar las opciones que nos brinda la máquina para lavar los distintos tipos de prendas, pero también usar nuestro criterio de acuerdo con las prendas que vamos a lavar. Básicamente, separar por colores y tipos de ropa (jeans, pantalones de vestir, remeras, camisas, ropa interior, ropa de cama, etc.) 

Sin duda, todos queremos conservar nuestra ropa favorita por más tiempo y para lograrlo es necesario que seamos cuidadosos, usemos nuestro propio criterio y sigamos las instrucciones que nos brindan los fabricantes. De esta forma, vamos a poder usarla todo el tiempo que queramos. 

 

Author: Mauro Di domenica

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *